jueves, 11 de febrero de 2010

Fondo de reserva para las pensiones

El fondo de reserva español, sabemos que invierte en deuda pública. Hace no demasiado tiempo (dos años, tres) se decidió que dejara de invertir en deuda soberana de otros países europeos, para volcarse exclusivamente en el sostenimiento de la deuda patria. Y aquello, a mí, me pareció bueno. ¿Por qué financiar a otras naciones competidoras cuando los inversos internacionales son los que asumen la deuda nacional cobrando unos elevadísimos intereses? Es decir, nos salía más caro aceptar el dinero de inversores internacionales que sostener con nuestros propios medios (fondo de reserva) la parte de la deuda que se pudiera. Obvio, ¿verdad?

Sin embargo, en estos momentos en que la deuda pública se dispara, lo que significa que cada vez habrá que pedir más dinero prestado para pagar el que se nos prestó, ¿es razonable que nos juguemos el fondo de reserva para el sostenimiento de las pensiones en financiar las políticas equivocadas del gobierno de turno? Téngase en cuenta que hablamos de 60 mil millones de euros. 60 mil millones que suponen más del 10 % de la deuda del Estado. No es prudente que sostengamos un porcentaje tan alto de nuestra deuda con recursos propios. En el hipótetico caso de no poder pagar la deuda, ¿quién sería el primer prestamista al que se le pediría una quita? Al propio Estado, claro. Ningún inversor dejaría de cobrar mientras el propio estado reclamara su parte invertida. ¿Y qué parte de los dineros sería la pagana? El fondo de reserva para las pensiones. Peligroso, ¿verdad?

¿Qué conviene, pues, hacer con el fondo de reserva en estos delicadísimos momentos? ¿Invertir en deuda pública francesa, alemana, holandesa...? Ni de coña, macho. Insisto, son competidores. ¿Entonces, invertir en bolsa? Hombre, estamos en un momento dulce para entrar, pero con prudencia. ¿Y el grueso del fondo? Pues...en estos momentos en que recortamos inversiones, sabiendo de la sostenibilidad en los próximos quince años del sistema de pensiones y la seguridad social, por qué no invertir el fondo de reserva en obra pública, tan necesaria para continuar con el desarollo de infrasteructuras tan sobresaliente que se viene dando en las últimos décadas en nuestro país? Las autopistas, las líneas de AVE, los aeropuertos y puertos generan beneficios tangibles a medio plazo. ¿Por qué no el propio fondo de reserva inversor en infraestructuras? Apostamos por la investigación y la sostenibilidad, cierto, y empresas hay que en este punto lo están haciendo muy bien. ¿Por qué no impulsarlas con el fondo de reserva en estos momentos en que es tan difícil la financiación de proyectos tan necesarios para cambiar el modelo productivo del país? Otros competidores han empleado recursos públicos en salvar a sus bancos, a nosotros no nos ha hecho falta. Otros mantienen empresas públicas en sectores estratégicos, nosotros no, ni falta hace que volvamos a esto. Únicamente, tomemos parte como inversores en proyectos de empresas privadas. Es decir, tomemos participaciones minoritarias, o cualquier otra fórmula.

¿Sí? Pues palante. No seamos idiotas, no dejemos que nuestros torpes vecinos (que llevan más años que nosotros en una escuálida forma) nos digan cómo debemos gobernarnos, imponiéndonos normas que ellos no van a cumplir. ¿Hay que recordar que no hace ni diiez años Portugal pagó una multa a la Unión Europea por déficit excesivo mientras que el incumplimiento de Alemania se zanjó con un cambio en el Pacto de Estabilidad? España está más cerca de Portugal que de Alemania, y no es cuestión de geografía lo que digo. Esto será así mientras nosotros lo consintamos. Podemos y debemos revertirlo. ¡Seamos audaces! Vamos a recortar en 50 000 millones de euros el gasto del estado, de acuerdo, y aún más, con cabeza, pero tenemos 60 000 millones de euros para invertir y rentabilizar. 60 mil millones, casi na.

No hay comentarios: