martes, 1 de diciembre de 2009

Y el tomate, ¿lo vendemos? No, que se pudra.

El siguiente entrecomillado sale de la web del diario El Mundo, día 1 de diciembre de 2009:

'En este sentido, el responsable de Mercados Agrarios de COAG, Miguel Padilla, ha explicado que las suaves temperaturas del otoño han acelerado la producción de hortalizas, lo que ha impedido una salida "escalonada" de estos vegetales, ha "saturado" los mercados europeos y ha provocado una importante bajada de precios en origen.

Ante esta situación, ha indicado que los agricultores se han visto obligados a destruir sus productos, algo que, en su opinión, se podría haber evitado si la distribución hubiera trasladado el "desplome" de los precios al consumidor para estimular el consumo y reducir los excedentes.'

En fin, nada que no conozcamos, ¿verdad? Pero no por eso deja de jodernos que los campesinos dejen perderse cultivos o destruyan cosechas para mejorar los precios. ¿Qué ganamos con subvencionar la agricultura y la ganadería en la vieja Europa? Generar más basura, aumentar el derroche de recursos. ¿No es esto economía idiota?